sábado, abril 15, 2006

Rosas


Cuando comenzamos a salir me regalaba rosas todos los días. Yo las cuidaba con devoción. Me daba pena disecarlas porque eso habría sido matarlas del todo antes de tiempo, así que las mantenía en agua hasta que se caía hasta el último pétalo. Para tener un recuerdo de nuestros primeros días justos guarde los restos de las pobres flores en un joyero.

Ahora de tus rosas solo me quedan las espinas

5 comentarios:

Mariposa_de_agua dijo...

Que pena es darse cuenta, que de un amor, quede solo las espinas.

Lo bueno es saber, que las rosas jams dejan de brotar..asi como nuevos sueños, nuevos encuentros.

Gracias por comentar, tambien estaba en este blog...pero me ha costado volver a publicar, dos veces he tenido que crear un neuvo blog, por eso..aunque lo mantengo...quizas llegue el momento en que solo seguire con el otro.

mi pagina en blogger.com es
http://mariposssa.blogspot.com

si me visitas encontrara amigos..los cuales, son muy buenos, y quizas puedas vistar y hacerte de amigos..claro que no me olvides a mi...jeje
Un abraso.
Pia

La niña de los ojos tristes dijo...

Hola!! gracias por dejar un cometario, tu blog me parece precioso (aunq por ahora solo tenga una entrada :)), q gran verdad no hay q perder la esperanza pq donde menos te lo esperas puede surgir un nuevo amor

Sin rencor dijo...

holaa...quería darte las gracias por tu comentario en mi blog, pues si soy bastante nueva en esto...
y respecto a su escrito, muy lindo, darle un sentido de esperanza...el amor nace del lugar y con la persona menos esperada...
...eso sí,que los recuerdos de amores pasados...que sean los más bellos los que se queden en el corazón...
bueno, que estés bien...y siga escribiendo tan lindo, y siga dandole un toque metafórico, un toque de belleza, de arte a lo que sientes... simplemente es algo maravilloso...
soy rocner-nisss
chaooo.

La niña de los ojos tristes dijo...

Hola bienvenida!
Gracias a ti tb por tu comentario,todavia no hay mucho pero ira creciendo poco a poco :)

mun dijo...

Me siento tan identificada...
Besos tristes,
Mun