sábado, diciembre 09, 2006

¿Quién soy?

-Dibújame- Dijo la chica transparente al primer transeúnte que vio pasar.
Y así lo hizo. Imagino como seria ella, que formas tendría y la técnica adecuada para acercarlas a la realidad. Pero como ella era transparente y él no era muy buen dibujante termino siendo tan solo la fantasía de un desconocido.

-Píntame- Dijo la fantasía de un desconocido a un habitante del lugar (...)


Sí no me encuentro yo ¿Como van a hacerlo los
demás?


viernes, diciembre 08, 2006

El sonido de los arboles me tranquiliza

Hola este relato que coloco es por el blog del cuentacuentos http://cuentacuentos06.spaces.live.com/ seguramente ya sea tarde pero como la frase me inspiro aquí dejo lo que se me ha ocurrido:


Discutíamos a veces por tonterías, no sabría muy bien por que empezaba pero si como acababa , ¿Puedes creer que después de pasado tanto tiempo sigo viéndole sentido a las burradas que le solté entonces? Ahora mientras miro el mármol blanco que me dice que se ha ido para siempre, que no va a volver… mi madre destrozada derrama lágrimas amargas pero yo lo prefiero así, por que a mi me dolieron más otras lágrimas. Ya no soy ninguna cría tengo 15 años y nunca fui para nada miedosa. Nuestra casa por ejemplo esta en medio de un bosque bastante tétrico. Puedo verlo desde mi ventana pero sobre todo puedo oír el viento ulular a través de las rendijas. Y aunque a cualquier niño le daría miedo el solo silbido del viento cerca de un lugar así, yo puedo aseguraros que a mi el sonido de los árboles me tranquiliza. Pero sin embargo me aterra el sonido de una camioneta al acercarse acallando las voces de la naturaleza.

En estos momentos sin embargo puedo fundirme con la voz del bosque. Un sacerdote que no conoció a ese hombre en vida habla patrañas sobre él, mientras el resto de los asistentes al funeral asienten en cada pausa. Desconocidos afortunados sin duda.