domingo, abril 13, 2008

Poción de amor






Las cinco de la tarde era una hora bastante aburrida para la vieja Beba. Normalmente sus clientes acudían cuando ya se habían encendido las farolas, aprovechando el momento en que menos personas vagaban por las calles para pedir consejo a la bruja.
Se había dedicado desde siempre al negocio. De su madre y su abuela le venia la tradición. Siempre Dispuesta a engañar a cualquiera que quisiese soltar unos duros por leerle la buena fortuna o una poción de amor.
Lo bueno de este negocio es que no era necesario ningún tipo de publicidad, tan solo bastaba un cartelito raído en la puerta anunciando los precios de cada sevicio para atraer a todos los idiotas del pueblo. Antes, hacía unos 20 años, acudían clientes a cualquier hora, porque el barrio donde estaba situada era una zona completamente desértica, pero la mala suerte había querido que el alcalde decidiese que sería la mejor zona para situar un colegio.
La campanilla de la puerta vibro y un niño rubio de unos 8 años entro apretando fuerte un billete de 5000 pesetas y otro de 1000 en el puño. Beba analizo cada rasgo del chiquillo por si se quedaba en blanco y era necesario tirar por ahi para leerle la mano.

-Hola, hijo ¿Qué es lo que quieres que haga por ti la vieja Beba?
-Hola Sra, quería preguntar por la poción del escaparate. Pone que en ese papel “Una poción para enamorar y para recuperar a amores perdidos” y que vale 5000 pesetas ¿No importa porque se hallan ido?
-Claro que no hijo, aunque bien es cierto que los problemas a tu edad son complicados y quizás sea necesaria una ayuda extra.
-¿Qué ayuda?
-Un ritual de amor, pero claro es algo costoso y difícil y quizás no quieras pagar las 1000 pesetas que te costaría, o quizás no las tengas.
-Sí, si las tengo ¡Es justo lo que tengo!-Dijo el niño con una sonrisa-Entonces ¿funciona seguro?
-Seguro, seguro del todo. Muy bien Donjuán si me das las 6000 calas empezaremos ahora mismo. ¿Como se llama la chica?
-María.
-Y no eres un poco joven para tener problemas de amores ¿Porque te ha dejado?
-No me ha dejado, es mi mama que se murió. Así que he ahorrado mucho porque la echo de menos y quiero que vuelva.