jueves, julio 31, 2008

Tiempo de prestado




Íbamos caminando la muerte, tú y yo. El pasillo era tan estrecho, y la muerte ocupaba tanto espacio que no cabíamos los tres. Nos mirábamos de reojo a cada limite de baldosa por si era aquella en donde caía uno de los dos. La hora se acercaba y el collar me apretaba cada vez más fuerte, dulce bendición el tuyo, consuelo de unos días. Yugo inquebrantable el mío, sentencia irrevocable. Tan rojo... Pero ya lo había hecho otras veces. En cuanto nos llevaron otra vez a nuestra celda, pelee con mis dientes y patas para quitarme el collar de un solo empujón. “Lo siento” te dije con la mirada, pero eramos tú o yo y a mi me quiero demasiado y a ti apenas te conozco. Conseguí robarte el collar colocándolo en mi cuello con maestría y experiencia adquiridas con los años. Los hombres son tan idiotas, llevan años intentando matar al mismo perro y nunca se dan cuenta de que sigo aquí.
Tarde... te diste cuenta tarde de que ahora la sentencia es solo para ti.
Al hilo del cuentacuentos, quejas y reclamos a Darka Treake que insistio en que la colgara :-P

sábado, julio 12, 2008

Corazones en rebajas



Aquí tenéis una breve historia que tenía escrita hace ya bastantes meses pero que nunca me ha convencido, quizás sea porque la moraleja es demasiado cursi, o como esta escrito. Pero al final me he animado a compartirlo con vosotros porque he encontrado la foto perfecta para este cuento. Ya me diréis que os parece.


Dentro de una pequeña tienda situado en las estanterías más altas, estaba un corazón labrado en cristal. El precio del articulo era muy alto porque era un objeto de coleccionista. De los que se fabrican pocos y que cada uno tiene algo especial y un valor distinto. Este por ejemplo era limpio y transparente y al reflejar la luz miles de motas de colores brillaban por toda la estancia.
La verdad es que era un articulo muy bonito. Una autentica pena que el tendero lo tuviese escondido por miedo a que lo rompiese la curiosidad de un chiquillo o unas manos torpes. Era difícil de ver tan alto y debajo de un enorme cartel con la inscripción “No tocar” encima.


Un día sin querer, una fuerte ráfaga de viento tiro el corazón. Con un enorme crash cayó desde tan alto que el tendero pensó que se habría hecho añicos. Sin embargo desde el suelo el corazón siguió brillando e iluminando la habitación con luces danzarinas. Parecía que el golpe ni le había afectado, pero a vista de lupa de joyero el hombre pudo observar una muesca diminuta justo en el centro. El diagnostico de un experto fue claro: al pasar el tiempo esa diminuta fisura se extendería transformando un objeto precioso en un montón de cristales rotos.
El tendero no tuvo más remedio que ponerse cartas en el asunto para recuperar el dinero invertido en un articulo tan caro. Quitó el papel de no tocar y bajo el corazón a la estantería más baja (por si acaso volvía a caerse el golpe no fuese tan duro). Puso el objeto a la vista de todos y rebajo el precio de la mercancía hasta prácticamente hacerlo un regalo.

Así, cuanto más frágil era, quedó el corazón al alcance de cualquiera.




Por cierto el archivo de sonido no esta entero por si alguno quiere escuchar la canción entera y apreciar la maravillosa voz cazallera del kutxi os dejo el video de youtube (que las letras son buenas pero vaya voz que tiene el pavo XD). La he escogido porque dice una frase que me parece muy buena y justo esa no sale en esta versión cortísima:

"Y le hizo un trato al colchón
con su espuma se forro el corazón,
Anoche era de piedra,
al alba era de mimbre,
que se dobla antes que partirse..."